La saga “Super Sidekicks”… el furgol es asín’

Ohhh… dichoso deporte rey; once sudorosos hombres (o mujeres, pero esto si mola, asi que no lo digo) en pantalón corto persiguiendo una esfera de cuero, caucho o lo que sea con el único afán de meterla (la esfera) en la portería contraria. Y como iba a dar la espalda el mundo de los videojuegos a semejante máquina de hacer dinero deporte. Solo hay que pensar en todos los “FIFA”, en el “Pro Evolution Soccer”… o moviendonos más atrás en el tiempo, los “Sensible Soccer” o el “Kick Off”.

Según el diccionario, “sidekick” quiere decir “compinche”… asi que este juego entraría a formar parte de los tipo “NO traduzcas el título”, más que nada por que “Super Compinches” suena a serie cutre mexicana (pinche wei! que chingados dices!) y nadie quiere eso.

No le veo yo mucho de “compinches” a los personajillos del juego, pero en fin, vamos por partes…


Super Sidekicks

El primero de la serie vió la luz (y no por cesarea, como Sofía) en 1992. En Japón se llamaba Tokuten Ou y con su sencillo control, su ausencia de faltas y sobre todo… su balón tamaño “pelota de playa nivea” se ganó las simpatías de todo el mundo. Jugar era tan sencillo como un joystick para moverte y dos botones. Ni siquiera tenias que preocuparte de cambiar el marcador del jugador que controlabas, era automático. Los goles, como en este tipo de juegos de hace la tira solian venir tras la sucesión: disparo, rechace, disparo, gol… pero, ¿y qué? Era (y es) la caña. En el video hay un problemilla con el sonido, y es que el editor de video que uso a veces se emociona y le da por negarse a codificar según que cosas. Menos mal que lo bajé de la mula, que si no me dolería haber pagado los 199$ que vale.

No es que tenga nada en contra de los ingleses, como veis el juego asigna por él mismo a tus adversarios. Es genial disfrutar calcándole un 5 – 1 a los guiris, aunque eso solo pueda darse en un videojuego (en el mundo real hay leyes fisicas que impiden que España gane algo en un mundial). Los gráficos y sonidos… pues los que veis en el video. Sencillos, claros, llenos de pixeles y muy salaos. Dato curioso el de la publicidad falsa, fijaos en el video al comenzar los carteles de “Adidis”, o en la celebración del gol, el de “Puma” del fondo… con una gacela.

Super Sidekicks 2

Tokuten Ou 2 – Real Fight Football, asi fue llamado por los cuatro japoneses borrachos de turno. Curiosamente, a pesar del apelativo “Fight Football”, en este juego del 94 si habia faltas e incluso arbitro. No eran esas las únicas novedades, ya que esta segunda parte tenia que ver con el primero en que ambos iban de futbol… ya que lo demás era completamente distinto. El campo en pseudo-3D, jugadores más detallados, más reales, público en los estadios, más equipos… y la inclusión del “Chance” (que podeis ver en el video). Explicación: en determinados puntos cerca del area aparecia esa palabra sobre el jugador. Si en ese momento dabas al disparo, la vista cambiaba a como si mirases desde los ojos del jugador, con una cruceta estilo “shooter” barato para disparar el balón. Marcar asi era poco menos que imposible, ya que tardaba horrores en responder a los controles… pero hay que reconocer que la idea era original.

Lo de las faltas trajo consigo otra novedad: las escenas durante las mismas. En ellas se veia como los jugadores se quejaban al arbitro (generalmente recibiendo una tarjeta por bocazas) o si la entrada habia sido demasiado dura, como quedaban tendidos en el cesped esperando a las asistencias. También nada más escoger a tu escuadra favorita te daban la posibilidad de elegir una caracteristica “mejorada” del mismo, como tener un capitán más fuerte o una potencia de ataque mayor (lo que pasa es que en el video está en japonés y no se entiende xD) Ah, me reafirmo, no tengo nada en contra de los ingleses (mentira), ha sido pura casualidad que el juego les sacase como contrincantes iniciales.

Super Sidekicks 3 – The Next Glory

Aqui ya SNK tira la casa por la ventana y se marca un juego de futbol con 64 equipos nacionales, y sin inmutarse le pone de nombre Tokuten Ou 3 – Eikoue no Michi. Como novedades reseñables aparece la inclusión del nombre del jugador (y un contador de goles) cuando marcabas un idem, aunque al no tener la licencia oficial, los nombres eran bastante falseras, del tipo “Butistuta” o “Romaldo”. Ademas podias elegir la “cualidad reseñable” de tu equipo, como en el anterior y la posibilidad de colarte en competiciones que no tenian nada que ver con el equipo que elegías (Ej: cogias España y competias en el torneo de Oceania (¿?))

Quizás esta sea la versión con menos novedades respecto de la anterior, aun asi SNK le dió un lavado de cara ligero y la presentó también como NeoGeo Cup ’98: The Road To The Victory por aquello del mundial de Francia ’98, pero vamos, el juego era calcao al S.S. 3.

The Ultimate 11 – Super Sidekicks 4

A pesar de que en su nombre original no aparecia el “Sidekicks” por ningun lado (Tokuten Ou – Honoo no Libero) esta es la cuarta parte del juego… de la que no puedo hablaros mucho ya que mi emulador se niega a dejarme jugar. Todo artículo debe tener su punto de “cutrez”, no? De todas formas si que he encontrado unas jugosas capturas… en las que podreis comprobar que básicamente el juego es igual que los dos anteriores. Las novedades reseñables (según leo en Internet) eran las siguientes: si marcabas suficientes goles a tus oponentes durante el torneo, terminabas enfrentandote a los “SNK Superstars”, un equipo de futbol en el cual los jugadores eran personajes de los juegos de lucha más representativos de SNK.

Otra novedad consistía en una barra de carga, también similar a la de los juegos de lucha, gracias a la cual y según estuviera de cargada o no, podias mantener la pelota más tiempo bajo tu control, o si estaba completamente cargada y parpadeando, ejecutar un tiro virtualmente imparable.


El ataque del balón con puas

 


Estos de GoogleMaps cada dia se lo curran más

 

 

Partido del Siglo: Australia VS Tailandia

 

 

El jugador azul sostiene el rotulo con la cabeza. El solito.

Perfil del redactor

"Aprovecha la vida, que solo hay una… y no te quedan Continues”. Es lo que piensa este leonés a diario que, gracias a un invento del Corte Inglés llamado Comunión, fue bendecido con una Master System antes siquiera de que su edad alcanzase las dos cifras. Aquello le produjo una crisis que aun le dura (y esperemos le dure mucho tiempo), convirtiéndole en un tifossi de los videojuegos, las nuevas tecnologías y en definitiva, un gran “friki de todo”. No concibe la vida sin poder conducir, sin música y mucho menos, sin cerveza.