Magical Drop Series: ¿Tarot + Columns?

Cogeis el Columns (aquel juego de Sega consistente en unir gemas de iguales colores para que desapareciesen) , un montón de cartas del Tarot y al Puzzle Bobble. Emborrachadlos a base de bien (ya sabeis, vodka con tequila y esas cosas), los encerrais en la habitación más apartada de un motel de carretera y a los 9 meses alguno de los tres parirá un Magical Drop…


A ella le apasiona la idea…

Si quereis saber que pinta tendrá el vástago, y quién es esta señorita saltarina… seguid leyendo 😉

La idea de ese “ménage à trois” ya se le ocurrió a Data East allá a mediados de los noventa y bueno… debió ser una noche brutal, ya que el resultado fueron cuatrillizos. Una recreativa (Chain Reaction), juegos en Neo Geo (II y III) y hasta en la Neo Geo Pocket Color (que en un alarde de originalidad fué llamado “Magical Drop Pocket“). Lamentablemente el organizador de todo esto quebró en 2003… aunque sus criaturas no estaban por la labor de dejar sus fiestecitas, de modo que años más tarde aun aparecieron dos secuelas más, Magical Drop 3 Wonderful y Magical Drop F. para Playstation e incluso creo que otra más para Game Boy Color.

mdrop

Es obvio quién hace de pasivo…

¿Y cómo se juega a esto? Bien, los que os digan “Es como el Tetris pero…”, nah, ni puto caso, tiene que ver con el Tetris el que son de jugar con una cierta lógica y orden, pero lo demas, nada. Es la gracia de este juego, que se parece a todos… y a ninguno. Es de lógica y pensamiento racional como el Tetris, has de “disparar” las burbujas como en el Puzzle Bobble, burbujas que explotan por colores, como en el Columns…

La diferencia del M. D. es como “gestionas” las burbujas. Estas salen en bloque por la parte de arriba (tipo Puzzle Bobble), y tu controlas a un payaso / arlequín con el que puedes cogerlas y cambiarlas de sitio para que, juntando 3 o más en linea, desaparezcan. El payaso / arlequín puede coger tantas bolas a la vez como quieras, pero siempre de un mismo color. Ademas de eso, cada personaje tiene su propio poder especial y su forma particular de joder fastidiar al contrario. Unos harán que todo tu bloque de bolas baje a la vez, otros que baje solo por los lados, etc. La manera de hacer que eso ocurra, pues rompiendo más burbujas que el otro, y sobre todo encadenando esas roturas. Con una novedad, y es que no solo cuentan los “combos” (es decir, rompes una, que a su vez rompe otra), si no que si sois verdaderamente rápidos podeis encadenarlos “manualmente”, que viene a ser romper un grupo, coger otra bola, romper otro, coger otra, romper otro… eso también contara como “chain”. Os aseguro que, tras jugar horas y horas en la recreativa de un bar… acababas con la muñeca y la mano como para meter en hielo (verídico). Por otra parte hay una especie de “bolas congeladas”, que al ser usadas en una combinación se volverán del color de dicha combinación, tanto ellas como el resto de “bolas congeladas” que haya en la pantalla. Con prática pueden valer para mandar verdaderos golpes al contrario… pero a la velocidad que va todo, bastante tienes con seguir haciendo lineas.

Hablando de los personajes, es casi una de las partes más curiosas del juego. En el II no tanto, pero en el III son la tira para un juego de este tipo. Y todos excepto uno, basados en cartas del Tarot. Por ejemplo, la chica saltarina que os recibía en el encabezado es “Mundo”. Otros son (en V.O.) “Devil”, “Fool”, “Justice”, etc… y cada uno con su poder especial y su fuerza caracteristica. La diferencia entre escoger a uno con más fuerza o menos estriba en lo rápido que harás bajar las burbujas del contrario.

7 personajes en el M.D. II…

 

…16 en el M. D. III (mocos incluidos)

En modos de juego no se han comido mucho la cabeza. Cierto es que poco queda por inventar, aun asi… podrian haber discurrido alguno nuevo. Entre el II y el III tenemos lo típico: “Historia”, “Survival”, “vs CPU” o “vs otro jugador”. Eso si, el modo para dos jugadores asegura horas y horas de piques continuados… con blasfemias e improperios incluidos.

Pasando a temas más técnicos… aunque en estos juegos no se puedan permitir mucho lujo en los gráficos (por ej, las burbujas siempre serán burbujas) es de agradecer que por lo menos se curren unos personajes con su carisma y, dejando movimientos obscenos aparte, resulten atractivos / llamativos. Las animaciones de estos son curiosas… mención especial al caballero de la rosa… alérgico a esta, que cuando gana, la huele y estornuda y al mocoso con gato mocoso. Ambos son un show.

Y si los gráficos llaman la atención por su colorido y lo bien animados que están.. la música y los efectos de sonido no se quedan atras. Melodías pegadizas que martillearan tu cabeza horas despues de que hayas jugado… pero y que? Con lo que molan; mejor tener eso en la cabeza que no a La Oreja de Van Gogh o cualquier sandez del estilo. Ah, los videos están grabados con la versión japonesa. Digo esto por que, curiosamente, este juego llegó a Europa “ligeramente” doblado al castellano. Digo ligeramente ya que las voces se quedan en poco más que palabras del tipo “Cuidado!”, “Vamos!”, “Buen trabajo!”. Eso las que se entienden… por que luego hay otras que no se sabe exactamente lo que dicen y acabas deduciendolo tu como mejor puedes, en plan que si uno dice “Vino tinto!” o el otro dice “Papa llama!” (también verídico, es lo que dice el demonio del 2º video, fijaos).

En definitiva, un juego poco conocido por estos lares, pero que a buen seguro habría puesto en apuros al Puzzle Bobble y similares. Dadle una oportunidad, y no os arrepentireis.

Aqui os quedan los videos, ambos con su intro completita y un poco del “gameplay” 😉

 

Perfil del redactor

"Aprovecha la vida, que solo hay una… y no te quedan Continues”. Es lo que piensa este leonés a diario que, gracias a un invento del Corte Inglés llamado Comunión, fue bendecido con una Master System antes siquiera de que su edad alcanzase las dos cifras. Aquello le produjo una crisis que aun le dura (y esperemos le dure mucho tiempo), convirtiéndole en un tifossi de los videojuegos, las nuevas tecnologías y en definitiva, un gran “friki de todo”. No concibe la vida sin poder conducir, sin música y mucho menos, sin cerveza.