Carmageddon y Renault 11

No he sido capaz de encontrar un video o imagen del primer Carmageddon (1997), en el cual se vea una parte de la primera pantalla en la que te dejaban meterte en un campo de fútbol americano. En ese campo podías atropellar a los jugadores de los dos equipos alli presentes, un equipo iba de rojo, y otro de azul… además, si elegías al comenzar el coche de “Max Damage”, tu coche era de color rojo. Bien… tras esta escueta descripción echadle un ojo al siguiente video, que data de mediados de los años 80. (*Si alguien encuentra una captura de pantalla de aquel estadio, video o lo que sea, que me avise)

[Actualizado – 7 de Septiembre – 2008 (01:29)]

Un lector llamado Max Damage me ha hecho un importante “owned” posteando no uno, si no dos videos en los que aparece la carniceria del campo de futbol. En mi defensa diré que: a) El primero ya lo habia visto pero era demasiado “hardcore” para RB, b) el dia que subí el artículo, el segundo video aparecía en Youtube como “No Disponible” (algo muy frustrante, por que en el “thumbnail” del video, se veia la escena del campo de futbol! xD)

http://www.youtube.com/watch?v=Cmt_hMNTBHI -> A partir de 3:40. El hombre este se coge el “Electro pedestrian bastard ray” para cargarse a todos los jugadores. Novato. La manera oficial era entrando con el coche de lao’ para pillarlos a todos del tirón.

http://www.youtube.com/watch?v=l0wLLNzSuZA -> A partir de 0:48. Obviad la música y los (creativos) efectos del video… aquí apreciareis mejor la semejanza con el anuncio del Renault 11.

Perfil del redactor

"Aprovecha la vida, que solo hay una… y no te quedan Continues”. Es lo que piensa este leonés a diario que, gracias a un invento del Corte Inglés llamado Comunión, fue bendecido con una Master System antes siquiera de que su edad alcanzase las dos cifras. Aquello le produjo una crisis que aun le dura (y esperemos le dure mucho tiempo), convirtiéndole en un tifossi de los videojuegos, las nuevas tecnologías y en definitiva, un gran “friki de todo”. No concibe la vida sin poder conducir, sin música y mucho menos, sin cerveza.