Soccer Brawl – Fútbol del futuro para niños del pasado

La primera vez que probé este juego calculo que tendría yo unos 11 años. Me impresionó de primeras los disparos a lo «Oliver y Benji» de lado a lado del campo, los disparos que dejaban KO a los jugadores y lo cuidado de la presentación. Tanto que creo que aquel dia me dejé lo menos doscientas pesetas en la dichosa máquina.

También conocido como "Socer-Braulio".

También conocido como "Socer-Braulio".

Click en (más…) para leer el resto del artículo 😉

La mecánica del juego era más simple que el sistema del asa de un cubo: elige a un equipo, gana a los demás. Si ganas sigues, si empatas hay penaltis y si pierdes, se acabó.

Hasta aqui más o menos todo normal. La diferencia llegaba a la hora del control, y es que todo giraba en torno a una «barra de energía» que se cargaba dejando el botón de «tiro» pulsado. Si estabas defendiendo y soltabas el botón, un disparo salía del brazo del defensa más cercano hacia el atacante; y si estabas atacando, un disparo «mazo de» fuerte era realizado por el jugador en cuestión.

¿Disparos? ¿Energía? «Pero que demonios…» estareis pensando. En «Soccer Brawl» los jugadores son, medio humanos, medio robots. Todos llevan gafas de sol, el portero luce una suerte de cohetes en su espalda y hasta los linieres tienen algo así como intermitencias en los hombros (además de ser adictos a la bolleria industrial).

Ojo al linier obeso.

Ojo al linier obeso.

Esa condicion de «medio robots» les permite, entre otras cosas, congelar al rival de un disparo, o pegarle unas patadas al balón que riete tú de Koeman. Para más originalidad, uno de los del equipo es digamos, el capitán. Se diferencia de los demás en que este… lleva coleta, una especie de casco/pañuelo/gorro y una complexión distinta. Pero si, lleva coleta. Lo cual dió pie a una curiosa anécdota (Mode Abuelo Cebolleta ON) en la que pude ver a un crio en unos recreativos de Segovia (año +/- 1997), enfervorizado por el juego, gritando:
Al maricón! PASASELA AL MARICÓN!. Un poco como el niño de «VIVA EL SEMEN ESPAÑOL!!!» pero en versión friki de los 90.

Imagino que ese ansia por pasarsela «al de la coleta» obedecía a que dicho jugador poseia un disparo especial que se ejecutaba soltando el mencionado botón de «tiro» con la barra al tope. Había tiros de muchas formas y colores, pero el único útil era el de Japón y Korea. Útil por que el balón realizaba una especie de «rizo» que SIEMPRE terminaba en gol. Luego os contaré más «trucos de siempre marcar!».

Ese humo... va a ser la trócola que falla.

Ese humo... va a ser la trócola que falla.

Otro detalle curioso es que el balón podia rebotar en los laterales, aun así el balón podia salir «fuera», siempre que no llegase con fuerza suficiente para rebotar. Los gráficos, como podreis ver en el video estaban muy bien resueltos, aunque como era común en aquella época, los jugadores eran todos el mismo, cambiando de vestimenta. Otro detalle de calidad era que conforme avanzaba el juego, a causa de los disparos, golpes, patadas y demás, los jugadores se resentían, comenzaban a echar chispas y humo… o lo que era peor, a permanecer tirados en el cesped/metal del campo durante un rato.

Si, «cesped/metal», ya que podías elegir dos campos distintos, uno en Osaka, de verde hierba futurista y otro en Los Angeles, el cual era de planchas de metal remachadas. Era más recomendable escoger este último si querias hacer según que «trucos» ya que las propias lineas de las planchas te ayudaban a la hora de coger referencias.

Korea si no comprá a los arbitros no es nadie.

Korea si no comprá a los arbitros no es nadie.

El control se hace un poco extraño al principio, por todo el tema este de tener que dejar apretado el botón para cargar el tiro, pulsar el pase y tiro a la vez para pegar un empujón… pero a la tercera o cuarta partida ya te habías hecho a él, aunque el juego permitía poca estrategia en cuanto a pases y demás, ya que estos eran facilmente interceptados y rara vez valian para algo.

Aunque sea de rosa y verde, yo firmaba.

Aunque fuera de rosa y verde, yo firmaba.

En cuanto al sonido poco que decir que no vayais a escuchar en los videos. La calidad típica que daba «Neo Geo» en aquella época, con músicas pegadizas, voces digitalizadas y robotizadas, y multitud de efectos de sonido.

Como nota curiosa en cuanto al sonido, remarcar que SIEMPRE que un jugador se tiraba en plancha, hacía una «chilena» o alguna cosa similar, una voz robótica gritaba el movimiento en cuestión. La primera vez tiene gracia, a la decimonovena «chilena», cansa.

Para finalizar os dejo con un par de videos, de la intro y parte del «gameplay», del final de juego, con una gloriosa España (¿con uniforme rosa?) campeona del Mundo ante Brasil por 4 – 2, marcando el primer gol a los 10 segundos del comienzo, y un recopilatorio de «los movimientos/trucos que siempre terminan en gol».

Intro y gameplay

Final España

Trucos

Perfil del redactor

"Aprovecha la vida, que solo hay una… y no te quedan Continues”. Es lo que piensa este leonés a diario que, gracias a un invento del Corte Inglés llamado Comunión, fue bendecido con una Master System antes siquiera de que su edad alcanzase las dos cifras. Aquello le produjo una crisis que aun le dura (y esperemos le dure mucho tiempo), convirtiéndole en un tifossi de los videojuegos, las nuevas tecnologías y en definitiva, un gran “friki de todo”. No concibe la vida sin poder conducir, sin música y mucho menos, sin cerveza.