Las Mama Chicho – Googleces Vol 2.

Para este segundo volumen de googleces, y tras el anterior con Raptor Jesus como protagonista principal, me he tomado la libertad de escoger no el segundo, si no el tercer resultado estúpido por el cual recibimos visitas en RetroBits: Mama Chicho (el segundo resultado es «huevos a la flamenca», pero no me noto yo culinario a estas horas…)

En el ultimo trimestre han sido más de 100 las personas que han llegado a RB buscando Mama Chicho… ¿y en qué momento hemos dicho eso en RB?, os preguntareis… pues en el artículo del juego The Return of the Lady Frog. Un juego, como diria uno de los fans del podcast Fase Bonus: porno asina toma zumba rasca chof chof dale pum matarile topadentro y cosas ansin (casi al final del programa 1×05).

En ese artículo se me ocurrió la «feliz» idea de escribir este comentario al pie de esa foto: Esta no pensaba ponerla… pero entre lo exótico y que me recuerda a las Mama Chicho… era inevitable que apareciese xD

Eso y sólo eso ha sido el desencadenante de que a diario más de uno (y más de dos) infelices lleguen aqui buscando a unas tales Mama Chicho. ¿Qué quienes son? Bueno… leed más 😀

Corria el año 1990, BMW me hacía babear con su recién estrenada Serie 8 (V8 de 286cv en su versión más básica y riete tú de los deportivos para NIÑAS que se venden hoy en dia), SEGA lanzaba en Europa la Mega Drive, el PSOE pagaba 300 millones de pesetas a ETA para que dejase en libertad al empresario secuestrado Adolfo Villoslada (…ejem) y en Alemania comenzaban las obras de derribo del muro de Berlín.

Aparte de todo esto, algo estaba cambiando en televisión. Las noches de los Sábados, en Telecinco, un programa de nombre Tutti Frutti sorprendía a propios y extraños con una poco sutil mezcla de humor, erotismo y castizas tonterías. Entre otras cosas sirvió como trampolín de lanzamiento para el dúo Cruz y Raya. Fue el triste comienzo de lo que pasó a conocerse como «tele-teta» o «Tetacinco», es decir, la televisión en la que cuanto menos ropa llevasen las asistentas y bailarinas, mejor.

Pero vamos a lo que nos interesa, ¡culos y tetas!. La parte más carismática de este programa germen de la telebasura española eran Las Mama Chicho. Seis apuestas jovenzuelas que irrumpían de cuando en cuando en el plató, acompañadas de una canción de pegadiza letra y sugerentes movimientos.

Según la Wikipedia sus nombres eran Patrizia Cavaliere, Patrizia Fabbian, Stephania Dall’ Olio, Daniela Lodigiani, Patrizia Orzieri y Susy Wenderque (sí, si pensabais que eran españolas, errasteis). Y poco más… su función era esa: aparecer, bailar, poner berracos a los tios, cantar y hasta más ver. En Youtube hay bastantes videos, por si teneis algún interés en ver los diferentes trajes que se ponían. En una de las temporada creo recordar que se vendían unas gafas pseudo-3d (licenciadas por el programa y vendidas en kioskos) las cuales tenías que ponerte en cierto momento del mismo para, presuntamente, ver a las Mama Chicho en tres dimensiones. Decir que nunca lo probé, asi que si algún lector lo hizo, que comente la experiencia xD

Para finalizar diré que sus rivales directas eran las Cacao Maravillao (más de lo mismo, pero rollo latino) que aparecían en el programa VIP Noche (el de Emilio Aragón con traje y zapatillas diciendo tonterías como «olrait!», «yeah!» y «¡qué dabuti!»). Hasta aquí el segundo volumen de Googleces… ¡hasta la próxima!

Perfil del redactor

"Aprovecha la vida, que solo hay una… y no te quedan Continues”. Es lo que piensa este leonés a diario que, gracias a un invento del Corte Inglés llamado Comunión, fue bendecido con una Master System antes siquiera de que su edad alcanzase las dos cifras. Aquello le produjo una crisis que aun le dura (y esperemos le dure mucho tiempo), convirtiéndole en un tifossi de los videojuegos, las nuevas tecnologías y en definitiva, un gran “friki de todo”. No concibe la vida sin poder conducir, sin música y mucho menos, sin cerveza.