Jetpack Joyride – Vuela que se las pela.

En Retrobits, nuestra filosofía, es la de que nos suda la minga dominga la pela todo un poco. Haciendo gala de ello, la primera reseña que escribo no es de un “juego viejuno”, ni siquiera de una producción independiente… no, es un juego comercial, reciente y para más inri, centrándome en su versión para Android.

screenshot

Os voy a hablar del Jetpack Joyride, secuela del “Monster Dash”, de la compañía que también nos trajo el (para mi insufrible) “Fruit Ninja”: Halfbrick Studios. En este juego de scroll horizontal tomaremos el papel de Barry Steakfries, el cual trabaja para una empresa de gramófonos que está a punto de quebrar y que un día caminando por la calle se enamora de un artilugio que ve en una empresa de dudosa reputación: un “jetpack”. Ni corto ni perezoso decide colarse (atravesando la pared en plan Hulk), robar el “jetpack” y fugarse con él. Es en esa huida cuando nos tocará a nosotros tomar el control.

Un punto muy a favor de este juego es su sencillo sistema de control: pulsar para volar, soltar para caer. Si bien en algunos momentos del juego podremos activar algún “poder” también tocando sobre ellos, esa será toda la complicación que tengan los controles.

screenshot_3

¡Aligera que te cojo!

Durante nuestro periplo volador deberemos esquivar electrocutadores, misiles y rayos láser que irán apareciendo de forma semi-aleatoria, mientras recogemos monedas y completamos retos para subir de nivel. Aclaro lo de “semi-aleatoria”. Aunque en un principio parezca que los escenarios se generan al azahar azar, al poco de jugar veréis como, casualmente, el juego te coloca los obstáculos tanto a mala idea, como en un cierto orden para conseguir logros.

Sí, logros y misiones. Si cumplis ciertas condiciones se os concederán unos logros (que dan un plus de extensión al juego) y si cumplis misiones podréis ir subiendo de nivel. A más nivel, los retos son más complicados, como era de esperar, pero también nos reportarán más monedas. Con las monedas que recaudeis en vuestros viajes podréis comprar artilugios, nuevos “jetpacks”, ayudas, vestimentas, etc.

El cambio al Euros nos ha jodido a todos.

El cambio al Euro nos ha jodido a todos.

Aquí viene una de las pegas del juego, que si bien dispone de un montón de cobetes distintos, vestimentas y decoraciones para los vehículos, ninguna de estas cosas modificarán más que la estética del juego. Un tirón de orejas para los desarrolladores, a los que poco habría costado modificar cuatro variables para hacer que, por ejemplo, un “jetpack” pesase más que otro, o se elevase más deprisa.

También durante las partidas podremos obtener fichas y vehículos. Las fichas las podremos usar en una máquina tragaperras al final de cada ronda, para obtener beneficios; y los vehículos nos ayudarán a recorrer unos metros más cómodamente, ya que si somos alcanzados por alguna trampa, la partida no terminará: el vehículo se destruirá y seguiremos con nuestro “jetpack”.

Donde estén las peras de las CIRSA, que se quite lo demás.

Donde estén las peras de las CIRSA, que se quite lo demás.

Falta el perrito piloto.

Falta el perrito piloto.

Los vehículos son los siguientes:

  • Traje antigravedad: con cada toque en la pantalla invertirá su carrera, pudiendo correr por el techo, o por el suelo.
  • Super chopper: en mi opinión el peor vehículo del juego, demasiado rápido y con un salto dificil de controlar. Eso sí, mientras la usas puedes disparar una recortada. Todo un detalle.
  • Pequeño apisonador: tiene una capacidad de vuelo limitada, pero con un poco de pericia puedes conseguir recorridos aceptables.
  • Teletransportador loco: cuesta hacerse a él, pero su capacidad de desaparecer y aparecer en otro punto de la pantalla hace que sea bastante sencillo esquivar con él. El problema estriba en el sistema de elección del lugar en el que vas a aparecer, que a veces te hace caer directamente en un obstáculo.
  • Pájaro de los beneficios: Un pájaro rojo, con el pico amarillo que cuando vuela suelta billetes. Ejem… el guiño/crítica a “Angry Birds” es más que rovio obvio.
  • Señor Abrazos: un fiero dragón oriental. Para mi gusto el mejor vehículo y que funciona al revés de lo habitual (cuando tocas la pantalla, se va al suelo). Aparte de ser fácil de manejar, te permite abrasar a los científicos.
A la derecha, un científico recién electrocutado.

A la izquierda, el pequeño apisonador. A la derecha, un científico recién electrocutado.

A base de ganar dinero puedes instalar en los vehículos un imán para atraer las monedas, y como toque hortera, bañarlos en oro (ésto último, como decía antes, solo modifica su aspecto exterior ya que no influye para nada en su desempeño).

Lo que sí modifica la experiencia de juego son los “artilugios”. Vienen ofrecidos de tres en tres y para pasar a la siguiente terna debes comprar al menos una pareja de los anteriores. Se pueden llevar equipados un máximo de dos y, para mi gusto, la mejor pareja es “Cinturón de gravedad” e “Imán de monedas”

El Señor Abrazos, a punto de churrascar a un par de científicos.

El Señor Abrazos, a punto de churrascar a un par de científicos.

Hay otros medianamente útiles, pero al final la idea es equipar cada artilugio según la misión que queramos cumplir. El único problema es que, la explicación que el juego ofrece de lo que hacen, es bastante vaga… así que la única forma de saber para qué sirve cada uno es soltar monedas o leerlo en la lista a continuación:

  • Sector 1
  • Air Barrys: sirven para que Barry salte un poco más alto de lo normal
  • Anti-empollones: cambia a los científicos por plantas rodadoras
  • Bola instantánea: al morir se activa y te permite rebotar unos metros más
El teletransportador loco era en realidad la cabina de baile de un transformista.

El teletransportador loco era en realidad la cabina de baile de un transformista.

  • Sector 2
  • Cinturón de gravedad: permite que Barry caiga más rápido una vez se termina el impulso del “jetpack”.
  • Inhibidor de misiles: aleatoriamente estropea los misiles que te lanzan, haciéndo que sean más fáciles de esquivar.
  • Ficha regalo: al comenzar cada ronda, te dan una ficha de juego
  • Sector 3
  • Congelamático: al morir te congelas y resbalas unos metros más
  • Gafas de rayos x: te permiten ver qué vehículo hay tras cada “item” y detectar los misiles un poco antes
  • Gemología: cambia alguna de las monedas por gemas de más valor.
Para Juanín, llamar la atención con su cosplay de Power Ranger azul, cada día era más dificil.

Para Juanín, llamar la atención con su cosplay de Power Ranger azul, cada día era más dificil.

  • Sector 4
  • Misiles Ap-Arta: los misiles son más sencillos de esquivar
  • Fichas imantadas: Barry atrae las fichas de juego
  • Cerdo volador: no, no es un político con alas; es una hucha voladora que al ser rota suelta monedas
  • Sector 5
  • Viaje de regalo: empiezas la ronda con un vehículo, por la cara
  • Imán para monedas: Iba a hacer un chiste sobre musulmanes y dinero, pero según están las cosas… paso.
  • Suerte final: la última ficha de juego siempre toca.
  • Sector 6
  • Flash: un perro que recoge monedas por ti y derriba científicos. Suena más útil de lo que es.
  • Deselectrocutador: estropea alguno de los electrocutadores, aleatoriamente.
  • Turboimpulso: hace que al principio de cada ronda aparezcan tres anillos que te permiten volar unos cientos de metros. Al igual que el perro, suena más útil de lo que realmente es.

Estos “artilugios” son lo único que modifica la experiencia al jugar, el resto de ropajes, “jetpacks” o “tuneos” de vehículos solo lo hacen a nivel visual.

Mi record de distancia a fecha del artículo, sin usar ayudas.

Mi record de distancia a fecha del artículo, sin usar ayudas.

“Jetpack Joyride” es un juego que engancha mucho por la cantidad de “cosa a conseguir” y lo dinámico y sencillo que es. Las versiones para móviles, que son las que he podido probar, son muy atractivas visualmente, estando mucho mejor rematada la versión iOS que la versión de Android. También lo podéis disfrutar en Facebook, Windows 8, dispositivos BlackBerry, etc. Siempre de forma gratuita, aunque si nos dejamos unos eurillos podemos hacer la experiencia más interesante. Por ejemplo, yo compré el pack que te permite duplicar las monedas de cada partida. No llega a 1’5€ y te permite conseguir las cosas en la mitad de tiempo.

En definitiva, para ser gratuito como es, un “must have” muy rejugable al que, en su versión Android, solo le falta una tabla de records para hacer elevar las cotas del pique entre amigos.

Perfil del redactor

"Aprovecha la vida, que solo hay una… y no te quedan Continues”. Es lo que piensa este leonés a diario que, gracias a un invento del Corte Inglés llamado Comunión, fue bendecido con una Master System antes siquiera de que su edad alcanzase las dos cifras. Aquello le produjo una crisis que aun le dura (y esperemos le dure mucho tiempo), convirtiéndole en un tifossi de los videojuegos, las nuevas tecnologías y en definitiva, un gran “friki de todo”. No concibe la vida sin poder conducir, sin música y mucho menos, sin cerveza.