Salones recreativos, esos supervivientes

DISCLAIMER: Este no pretende ser un artículo en el que repasar obra y milagros de los salones recreativos de medio mundo. Es tan solo una crónica de un breve paseo que ha supuesto un reencuentro con algo que creía ya enterrado y olvidado: los salones recreativos «de barrio». Espero que os guste.

No sé si en vuestras ciudades pasará lo mismo. Me imagino que si.

Me refiero a la paulatina desaparición de los salones recreativos de barrio. Esos mismos salones en los que hemos pasado horas y horas aporreando las palancas de nuestros juegos favoritos, y que ahora han quedado relegados a las boleras de los centros comerciales (con suerte). Al menos, en Madrid, es así.

Hubo una época en la que, además de los pequeños salones de barrio, teníamos grandes espacios dedicados a todo tipo de máquinas recreativas. Desde la clásica máquina de bar, hasta los enormes cajones de The Lost World o las plataformas de Dance Dance Revolution.

Sala Picadilly, D.E.P.

Sala Picadilly, D.E.P.

Uno de los salones más emblemáticos de la ciudad, y uno de los que más variedad tenía, era la Sala Picadilly. Situada en la céntrica calle de Gran Vía, en Madrid, era conocida por casi todo el mundo por ser el único salón recreativo de la ciudad (¿y del país?) en albergar en su interior una pista de coches de choque.

En esta sala pudimos disfrutar en su momento de juegazos como Time Crisis 2, Ace Driver, Ridge Racer 2, Air Combat 22, la saga KoF, los primeros VS. de Capcom… o las interminables sesiones de Dance Dance Revolution que nos metíamos @McCloudZero y servidor, después de zamparnos sendos menús dobles del Burger King. ¡Bendita juventud!

Unos pocos metros más arriba, en la misma calle, teníamos otra sala mítica: los Gran Vía 51. En esta sala tuve la oportunidad de ver por primera vez, y mucho antes que en otros salones, juegazos como Street Fighter III 3rd Strike, Marvel VS. Capcom 2, o los juegos de la saga King of Fighters. Siempre me dio la impresión de que esta sala estaba mucho más especializada y centrada en juegos de lucha.
Pero lo que de verdad nos dejó el culo torcido, fue el día que apareció un enorme cajón con el Ridge Racer 5 y un mando de PlayStation 2, cuando la consola acababa de salir en Japón.

Time Crisis 2, la máquina en la que más dinero habré gastado con diferencia, fue lanzado años después para PS2. Si, me hicieron padre.

Time Crisis 2, la máquina en la que más dinero habré gastado con diferencia, fue lanzado años después para PS2, y con un aspecto gráfico muy mejorado. Si, me hicieron padre.

El chisme en cuestión, no era mas que una PS2 J-NTSC metida dentro del cajón y conectada a una buena pantalla y unos buenos altavoces. El monedero del cajón, tras tragarse tu paga de la semana, mostraba un reloj y te habilitaba el mando de la consola. Cuando el reloj llegaba a cero, el mando se deshabitaba y la consola se reseteaba. Un drama… Un drama era el no poder seguir jugando cuando se te acababa el tiempo. Pero claro, la alternativa pasaba por darse una vuelta por Chollo Games o Dream Games, tiendas de juegos de importación de la zona, y desembolsar las 120.000 pesetas que te pedían por la PS2 japonesa y la correspondiente copia del RR5. Si… nosotros también optábamos por seguir soltando pasta en el cajón pirata.
El caso es que la noticia de que en «los 51» tenían ese chisme corrió como la pólvora. De hecho, tanto debió correr que alguien en Sony tuvo que enterarse, ya que no tardaron demasiado en denunciarlo y precintar el cajón (ojo, esto son conjeturas… no tengo ni idea de porqué se precintó esa «máquina»)
De hecho, es probable que aquello fuera el principio del fin de los recreativos, ya que creo recordar que tiempo después cerraron definitivamente. Aunque de esto no estoy del todo seguro, ya que no tengo una referencia temporal.

Todo esto viene a que, dado que ando de vacaciones por el sur de España, he podido ver como en algunos recónditos rincones del país (y no tan recónditos) aún quedan algunos «salones», que poco tienen que ver con los que todos recordamos (estos están pensados para entretener a los vástagos de los visitantes ocasionales de la zona), pero que aún conservan alguna cosa curiosa.

La pobre máquina está todo el día completamente sola. El los sillones colindantes, hordas de nenes intercambian Pokemons con sus Nintendo DSs

La pobre máquina está todo el día completamente sola. El los sillones colindantes, hordas de nenes intercambian Pokemons con sus Nintendo DSs

Curiosa como este Terminator Salvation que tienen junto a un billar y un futbolín perrillero, en la zona de ocio del hotel donde nos alojamos.

El juego en si es una especie de shooter on-rails en FMV.
Si, es mierder, pero me llama la atención lo suficiente como para buscar algo de información en las interwebs. Me encuentro lo siguiente:
El juego ha sido desarrollado por Play Mechanix en el 2010 y distribuido por Namco en Europa (vaya…). La «placa» no es más que un PC convencional (un Optiplex 740 con una GeForce 9800 GT) y el juego va, dependiendo del cajón, preinstalado en el HDD o en un DVD-ROM.
En mi opinión, demasiada chicha para mover un simple vídeo…

Además, hay tres versiones de la recreativa: la standard, con pantalla de 32″; la deluxe, con un pantallón LCD de 42″ (la que tenemos en el hotel); y la super deluxe, con un bicharraco de 100″, para deleite (o no) de los jugadores.

Aquí tenéis la hoja de producto

Después de comentar la jugada con mi chica, me comenta que el día anterior, dando un paseo por la zona, le pareció ver unos salones recreativos junto al edificio contiguo al hotel. Así que, ilusionado como un niño chico con juguete nuevo, decido que en nuestro paseo nocturno de hoy, vamos a hacer una visita a tan venerable santuario… Y nos encontramos lo siguiente:

¡Me pido el caballito... o lo que sea eso!

¡Me pido el caballito… o lo que sea eso!

La visita no empieza muy bien…. ¡Coño! ¡Pero si nada mas entrar hay un jodido parque de bolas!

Así no hombre, así no...

Así no hombre, así no…

Tras el shock inicial, vemos que más adelante ya hay disponibles algunas máquinas.

El típico cajón doble y pantalla pequeña de Time Crisis 3 (al que no pude evitar echarle una partidita…), el cajón doble del Tokyo Cop, un 500 (el de motos de Namco), un OutRun 2SP, y algún otro que me llamó un poco más la atención, y procedo a ilustrar y comentar con fotos:

En primer lugar, el típico cajón multi-juego, de esos que tiene un PC en las entrañas, repleto hasta el culo de emuladores y roms. Cosa que me hubiera parecido de puta madre, si no fuera porque para acceder al menú de los juegos disponibles, había que echar una moneda… ¡Buen intento! Pero me temo que la máquina se va a quedar mostrando la intro del Golden Axe TRODA hasta el fin de los tiempos.

Una pena no haber podido acceder a ese menú de juegos, a ver que cositas escondía este cajón

Una pena no haber podido acceder a ese menú de juegos, a ver que cositas escondía este cajón

Justo al lado del cajón multi-juego, nos encontramos con una máquina que, sin haber buscado nada de información en al red, me apuesto un testículo a que comparte tripas con el Jurassic Park: The Lost Word (del que, por cierto, hablamos por encima en el último programa del podcast).
Se trata del The Ocean Hunter, otro shooter on-rails en el que debemos sobrevivir al ataque de infinidad de bestias marinas a base de arponazos. Vamos, que había que amortizar el motor gráfico del Lost World y no sabían como hacerlo…

Básicamente han cogido el The Lost World, y han cambiado los dinosaurios por tiburones, y las pistolas por arpones. FIN

Básicamente han cogido el The Lost World, y han cambiado los dinosaurios por tiburones, y las pistolas por arpones. FIN

Separado por unos pocos metros, otro gran clásico de los salones costra: Beach Head 2000. Por ahí dicen que es un remake del clásico de Amstrad, Beach Head, pero sinceramente, no le hace justicia. Vamos, que yo me quedo con el original.
Aunque BH 2000 fue lanzado originalmente como un juego doméstico (para PC, si mal no recuerdo), fue convertido a recreativa añadiendo el tema de las gafas/casco VR, con el que controlar en primera persona el cañón del tanque.

¿Será apto para embarazadas?

¿Será apto para embarazadas?

Y, cerrando esta sala, dos cajones que comentaba al inicio: 500 y OutRun 2SP

El nene se lo pasa pipa eligiendo coche en Out Run 2SP

El nene se lo pasa pipa eligiendo coche en OutRun 2SP

Al salir, la desilusión era evidente. Si, me había podido echar una partida al Time Crisis 3… pero mi preferido es el 2. Y, además, ¡que pena de sala! ¡Tenía potencial! … No, no lo tenía.

En este momento recordamos que en la cafetería de uno de los hoteles contiguos, nos pareció haber visto una sala de juegos, por lo que decidimos ir a echar un vistazo, a ver si había más suerte, y…. ¡allí estaba!

Pena que fuera el cajón de pantalla pequeña, y no el de los dos pantallones que se veía al principio.

Pena que fuera el cajón de pantalla pequeña, y no el de los dos pantallones que se veía al principio.

¡Mi querido Time Crisis 2! ¡La de pasta que me habré dejado en esta máquina! Si pudiera hacer un recuento de la cantidad de dinero que le he metido a este juego, estoy seguro de que me daría para comprarme un cajón para mi solo.
En su día, conseguía pasarme el juego con una sola moneda, y perdiendo una o dos vidas, como mucho (el puto láser del satélite….), pero en esta ocasión, y teniendo en cuenta que hace año y medio que jugué por última vez, me he tenido que conformar con llegar al principio de la última pantalla. Si, soy un mierda.

Pero lo que más me llamó la atención de esta pequeña sala de ocio (además del destartaladísimo Sega Rally 2), fue otro de esos cacharros piratones:

¿Xbox o PC?

¿Xbox 360 o PC?

En un principio pensé que se trataba de una Xbox 360 metida en un cajón (sobre todo por el detalle de los mandos), similar al de la PlayStation 2 que os describía al principio. Pero fijándote en la interfaz, se puede intuir el rastro de lo que fue un Windows XP (seguramente con algún tema costra cargado), un menú aún mas costra y un contador de tiempo.

El menú costra en cuestión, permite elegir entre Sega Rally, Pro Evolution Soccer 2009, Moto GP 08 y Virtua Tennis 3. Todos de rabiosa actualidad, y todos lanzados en PC. Así que, misterio resuelto.
¡Ah! Y por si alguno se lo pregunta a estas alturas: si, los mandos de X360 funcionan en el PC, con el adaptador wireless adecuado, claro.

Desde luego, uno de los cacharros más raros que he llegado a ver en un salón recreativo. Lo que, llegados a este punto, me lleva a haceos la pregunta de rigor:

¿Cuál es el cajón/chisme/frankestein más raro que habéis visto en un salón recreativo?

¡Darle caña a los comentarios!

Perfil del redactor

Product Manager @ Namco Bandai. Trabajando 27 horas al día, apagando fuegos, devorando material subversivo y echando fotos, desde 1981.