Muerte por HYPE: Esos juegos que te dejaron con el culo torcido

super-mario-world1109Seguro que os ha pasado a más de uno y más de dos. Es más, seguro que me habéis escuchado despotricar sobre esto mismo en el podcast o en algún otro sitio: Muerte por HYPE

Nos solemos referir con Muerte por HYPE a ese efecto que se produce cuando llevas meses esperando un juego, viendo cada tráiler, leyendo cada análisis, absorbiendo cada pizca de información que encuentras sobre el título en cuestión, para cuando por fin consigues hacerte con él, descubrir amargamente que es una pedazo de mierda como el sombrero de un picador. Esa ilusión amasada durante meses, o incluso años, se va por el sumidero en la primera media hora de juego, literalmente. Esto, señores, es la Muerte por HYPE.

Casos de este tipo seguro que conocéis unos cuantos, sobre todo de juegos más antiguos, cuando no teníamos Internet o revistas, y te tenías que fiar de una portada de Azpiri que era una oda a la testosterona, pero que ocultaba una pedazo de mierda en su interior. O unos años después, cuando se empezó a poner de moda que las revistas especializadas incluyesen cintas VHS centradas en los últimos lanzamientos, o en lo que nos deparaba el futuro (ese Cipriano…).

videosjuegoszp4Promos como la de El Futuro Está en Juego o Pura Dinamita, a mi en concreto, me hicieron mucho daño… Porque, a pesar de esperar como agua de mayo muchos de los juegos que se mostraban en estos vídeos, cuando por fin les ponías las manos encima, descubrías como el marketing había hecho mella en tu inocente cerebro y te la habían colado hasta el fondo (y me apuesto un testículo a que en algunas ocasiones se trataba de desconocimiento por parte del distribuidor, más que una estrategia diseñada para vender humo… pero esa es otra historia….). ¡Y aún así, seguían siendo juegazos!

Y de uno de estos casos es sobre el que quería escribir. Uno de esos juegos que lograron sobrevivir a la Muerte por HYPE (al menos, desde mi punto de vista… que esto es muy subjetivo) porque, a pesar de haber sufrido una campaña que sería como poco discutible, es un puñetero juegazo, lo cojas por donde lo cojas. Hablo de Super Mario World para Super Nintendo.

Super Mario World y el trauma de los 96 mundos

La experiencia que yo viví con Super Mario World (de la que seguro me habéis escuchado despotricar alguna vez), lo convierte en un caso perfecto de Superviviente de la Muerte por HYPE:
Recuerdo que corría el año 1992. Lo que no recuerdo es como cayó en mis manos el VHS Lo Super Super de Super Nintendo, pero sí me acuerdo, casi como si fuera ayer, del contenido del vídeo, de la cantidad de veces que lo pude ver, y de como se jactaban de que Super Mario World tenía 96 mundos. Si si, MUNDOS.

La flauta de SMB3, el equivalente a la Star Road de SMW

La flauta de SMB3, el equivalente a la Star Road de SMW

Yo no se para vosotros, pero para mi y mi círculo de amigos, un MUNDO era una zona que contenía varios niveles. Por ejemplo: Super Mario Bros. 3 está compuesto por 8 mundos, que a su vez contiene varios niveles por cada uno de estos mundos.

A mis once primaveras, para mi ese vídeo era poco más que la verdad absoluta y, aunque eso de los 96 mundos chirriaba un poco, te lo tragabas sin rechistar mientras te frotabas las manos pensando en las infinitas horas de juego que tendrías por delante. ¡Joder tío, 96 putos mundos! Eso nos repetíamos un colega del cole y yo sin parar.

Se estaba terminando el curso cuando llegó el día en que me caería una Super Nintendo de lanzamiento, o casi casi, con el pack que incluía Super Mario World.
Viernes. Todo el fin de semana por delante. Yo dispuesto a no soltar el pad hasta no reventar los 96 mundos que me separaban del final de ese esperadisimo SMW. Iba en el autobús de camino a casa, estudiando escrupulosamente cada página del manual de instrucciones de la consola, y del juego. ¡Es más!, recuerdo perfectamente como el manual del SMW hacía referencia a guardar el progreso en la memoria interna del cartucho (toda una revolución en aquella época), porque claro, «96 mundos es mucha tela». O eso me decía yo a mi mismo.

SNESPACKs-600x389Se mascaba la tragedia…

No recuerdo cuantas horas pasaron desde que conecté la consola, hasta que, atónito, contemplaba los créditos finales de Super Mario World. Quizás fueron dos o tres… quizás cuatro… Pero lo que es seguro es que ese número de horas estaba en las antípodas de las expectativas que yo tenía sobre ese juego.
¿Un juego de 96 mundos me había durado unas pocas horas? ¿Ni una mísera noche? ¡¿PERO QUE COÑO?!

En ese mismo momento, la Super Nintendo y el Super Mario World habían Muerto por HYPE.

Con el tiempo, la Super Nintendo se convertiría en mi consola favorita, y SMW ocupa un puesto muy alto en mi particular lista de juegos que todo jugón debería tener, o al menos, haber jugado. De ahí que sea un Superviviente. Pero, en su momento, ¿os podéis imaginar la sensación de un chaval de 11 años que acaba de estrenar su primera consola de sobremesa, y un juego que lleva meses esperando?

Pues eso…

Super-Mario-World-star_road_by-Eric-DeSantis-El motivo de que el juego me durase apenas unas pocas horas no fue otro que la puñetera Star Road. Tuve la «mala pata» de encadenar una serie de salidas secretas que me llevarían derecho al primer acceso a la Star Road, y que terminarían con el desastre en el castillo de Bowser.
Desastre que he tenido a bien recrear y capturar en una partida rápida a SMW, para deleite de todos vosotros.

Señores, ahí va un gameplay que recrea la ruta que seguí en mi primera partida a SMW, y que me llevó a reventar el juego en unas pocas horas. Obviamente, la sutil diferencia de habilidad con el pad, y el hecho de que me conozca el juego de puta memoria, han derivado en un vídeo mucho más corto y directo de lo que fue la partida original, que duró varias horas y me costó varias vidas.

Y por si algún alma atormentada comparte mis… inquietudes… y quiere bajarse la versión en alta calidad a 60fps, enlace de descarga aquí

YouTube ya soporta los 60fps… así que… profit!

¿Pero hay o no hay 96 mundos?

super mario world 96Super Mario World cuenta con siete mundos (ocho si contamos el castillo final), entre los que se reparten los 96 niveles del juego. Aunque esa cifra tampoco es del todo correcta. Me explico:
Como ya sabéis, SMW tiene niveles con salidas secretas (algunos, como la casa fantasma del bosque, tiene hasta tres salidas). Cada salida completada cuenta como un nuevo nivel, aunque realmente has jugado el mismo nivel variando muy ligeramente el recorrido. Así, si sumamos todas las «salidas» de todos los niveles, llegamos a la cifra de 96… Que no mundos, que no niveles…

Otros casos de estudio

Por supuesto, Super Mario World no fue el único título que machacó mis expectativas sin ningún tipo de piedad. Ya me había pasado antes con el Manchester United para Amstrad (las capturas de la caja eran de la versión de Amiga, creo…), y me volvería a pasar con algún juego más de Super Nintendo, como el Illusion of Gaia/Time, juego que me dejó el culo torcido porque me lo pasé casi del tirón en un día… Y aún así es un juegazo… Pero esa historia la dejaré para otro post… O no…

Y a vosotros, ¿qué juegos os han dejado con el culo torcido, y aún así tienen un hueco especial en vuestra estantería?

Perfil del redactor

Product Manager @ Namco Bandai. Trabajando 27 horas al día, apagando fuegos, devorando material subversivo y echando fotos, desde 1981.