Nuevo HVG – Volumen 2 Update 1.09

001¡Vamos a empezar el lunes a tope! Y que mejor manera de hacerlo que con una nueva actualización de la increíble compilación de juegos retro, HVG – History of Video Games, que actualiza su volumen 2 (el de máquinas arcade) a la versión 1.09, incorporando un buen montón de novedades a nivel de mejoras, nuevas opciones, nuevo diseño y, por supuesto, nuevos juegos.

En palabras de Óscar, el autor de la compilación, en este volumen podremos encontrar:

 

En esta compilación de juegos de Maquinas Recreativas se ha reunido todos los juegos actualmente emulados menos, los que tiene un mal funcionamiento, los que su emulación tiene inconvenientes para un entorno PC, los clones (si no son necesarios), o los que se consideran injugables por diversos motivos.

La lista de novedades es infinita y no voy a copiar/pegar desde la web del autor, ya que allí tenéis un completo listado de las novedades y de los detalles que tendréis que tener en cuenta para el correcto funcionamiento de esta actualización.
En vez de esto, y ya que en Retrobits somos unos enchufados y hemos podrido probar esta actualización durante el fin de semana, me voy a centrar en algunos detalles que me han dejado buen sabor de boca y otros que me han dejado el culo torcido.

A la rica novedad

003Lo primero que entra por la vista es el nuevo interfaz, que aunque sigue el mismo estilo que mantienen el resto de volúmenes, ha sufrido un lavado de cara más que notable.

A este renovado diseño hay que añadir la inclusión de un fichero de configuración (el clásico config.ini) que permite modificar pequeños aspectos del comportamiento del menú y algunos emuladores.
Aquí hay un detalle que a priori puede parecer una chorrada, pero que a mi me ha dado la vida, y es el poder configurar el menú para que se muestre en ventana, en vez de en pantalla completa. Además, ahora el lanzador utiliza un nuevo sistema para la configuración de las resoluciones y del escritorio cada vez que se lanza un juego.
Esto, como digo, puede parecer una chorrada, pero cuando tienes una configuración multi-pantalla en SLI, cada vez que algo me cambia la resolución, me revienta (literalmente) el escritorio.
Seguro que no soy el único que después de echarse una partidaza al tremendo Out Run, al terminar se ha pasado un rato volviendo a colocar todos los iconos en su sitio.

Otra novedad importante es la inclusión de un buen montón de juegos.
Podéis consultar la lista completa en el fichero LEEME que acompaña a la descarga, o bien de nuevo, en la web oficial de HVG, pero sin duda yo me quedo con el “mejorado” Out Run (a través de esa maravilla llamada Cannonball) y con la ristra de shoot’em ups como Deathsmiles varios o los DoDonPachi.

Out Run en formato panorámico y 60fps... PROFIT!

Out Run en formato panorámico y 60fps… PROFIT!

En el caso de los shoot’em ups no hay mucho misterio, ya que son los juegos emulados tal cual, pero lo del Out Run…. madre mía señores… lo del Out Run es de INFARTO.

La clave aquí está en Cannoball, un emulador/intérprete pixel-perfect del arcade original de Yu Suzuki, que debo reconocer que me había pasado completamente desapercibido.
Este emulador, haciendo uso del romset original, presenta un Out Run en perfecto formato panorámico, 60 fluidisimos fotogramas por segundo, soporte para volantes con force feedback y soporte para circuitos no oficiales… amen de otras muchas opciones.

Esto, sin duda, ha sido lo que me ha tenido casi todo el fin de semana enredando, y no me ha dejado “disfrutar” del resto de novedades que acompaña esta nueva actualización del Volumen 2 del HVG.

Pero ahora que la actualización ya está disponible para todo el mundo, os cedemos el testigo a vosotros y os invitamos a que nos contéis que es lo que más os está gustando de esta actualización.

Para descargarla, podéis visitar la web oficial, o utilizar el mirror de Retrobits alojado aquí.

Y recordad que tenéis disponibles para descarga el resto de volúmenes, aquí.

Perfil del redactor

Product Manager @ Namco Bandai. Trabajando 27 horas al día, apagando fuegos, devorando material subversivo y echando fotos, desde 1981.