DDUC: Reparando un mando DualShock Sixaxis

100_6332

Una chapuza rápida, vamos a ver como reparar «fácilmente» un Dualshock Sixaxis de PS3. Hace unos días conseguí uno de estos mandos en mal estado. Encendía pero funcionaba «raro», durante un rato parecía ir bien pero cada poco tiempo los botones se volvían locos, pusándose aleatoriamente o moviendo los joystick por su cuenta. Si se le daba un golpe parecía volver a la normalidad… durante 5 segundos.

100_6336

Un ejemplo conectando el mando al ordenador. Como se ve, detectaba tres o cuatro botones apretados a la vez, y según como lo movieras podía ser peor.

El anterior dueño no debió de tratar demasiado bien al mando, debió de tirarlo al suelo varias veces ya que sonaba como unas maracas. Buscando información por internet encontré que es un mal «común» de estos mandos, y después de abrirlo no me extraña en absoluto que ocurra. El problema tiene que ver con una faja de cables que conecta los botones con la placa principal del mando, si está sucia o floja ocasiona los problemas que os comentaba. Normalmente se suele estropear la conexión debido a golpes o a suciedad que se haya metido (sudor casi siempre), así que solo hay que limpiarla y apretarla un poco para que todo vuelva a la normalidad.

Al tajo

Abrir estos mandos es muy fácil, son 5 o 6 tornillos de estrella «finos», no cuesta nada quitarlos. Al abrirlo, hay que tener cuidado con los «gatillos», ya que están enganchados con la carcasa y cuesta sacarlos. Una vez abierto, ésta es la pinta que tiene el mando:

100_6338

Nada del otro mundo, os aconsejo quitar la batería ya que luego estorba un poco.

Para llegar a los conectores de los botones hay que quitar la placa verde que veis en el centro. Hay que retirar un tornillo que hay en la parte baja, y también hay que quitar los dos motorcillos a los que está soldada. Sale fácilmente, están sujetos con un par de «pestañas» que se retiran sin dificultad.Cuando lo quitéis, os encontraréis con la siguiente foto:

100_6341

Y aquí la faja de datos, la culpable de todo. Limpiadla con alcohol isopropílico (el de las heridas vale) y poned un trozo de papel debajo para hacer presión.

La faja de datos se apoya en la placa, no está ni soldada ni agarrada con clemas o algo, únicamente con una «gomaespuma» por detrás que hace presión. Normal que falle, cualquier golpe la desajusta, o el simple paso del tiempo. Para arreglarlo, limpiadla bien, tanto  los conectores de la faja de datos como los de la placa donde se apoyan. Lo podéis limpiar con alcohol isopropílico, y si está «muy sucio» con restos de óxido o similar, podéis raspar un poco (muy poco, con mucho cuidado) con un cutter o una lima fina. También deberíais meter un poco de papel detrás de los conectores para que hagan más presión y ajusten mejor.

Una vez limpiado, se vuelve a colocar todo en su sitio, se cierra y «A JUGAAAR!!». Antes de cerrar, le di con un poco de pegamento termofisible a la batería, para que no se moviera. Con los golpes que se había llevado el mando el trozo donde se apoya estaba hecho cachos, así no daría problemas.

100_6344

Una prueba después de haberlo arreglado. Quedó como nuevo, incluso algunos ejes que antes estaban descentrados ahora han vuelto a su sitio.

Como véis, esto es la mar de sencillo, tardé más en instalar los drivers para manejar el mando en el PC que en arreglarlo. Espero que os sirva de ayuda, si alguna vez os pasa no dudéis en pillar los destornilladores y limpiar esos conectores. Como trabajo futuro estaba pensando en pillarle una batería mejor, la que viene de serie es de 600Mah y no es difícil encontrar baterías de un tamaño similar que sean del doble o triple de capacidad (casi cualquiera de móvil podría valer). Quizás se lo haga en algún momento, aunque ahora mismo tira a las mil maravillas.

Perfil del redactor

Nací en el 83, desde entonces he ido descubriendo que los errores se acumulan y los aciertos desaparecen rápidamente. Mi primera consola fué una NES clónica con el galaga, luego pasé a supernintendo, PC y otros sistemas con dos mandos y muchos bits. Informático de profesión, se me conoce como "el que trabaja ordenadores" y "el destructor de consolas".