Impresiones leyendo “Ready player one”

ready-player-one Bueno, pues estas semanas estuve leyendo “Ready player one” uno de esos libros recomendadísimos de la esfera retrofriki. Me lo habían presentado como una especie de Scott Pilgrim más realista, por lo que me decidí a darle una oportunidad. Y la verdad, me ha dejado una sensación de “ni fu,ni fa”, tiene momentos muy épicos mezclados con bajones y capítulos tediosos. El libro está dirigido a retrojugones en general que crecieron en los 80, y contiene multitud de referencias a todo tipo de videojuegos, arcades , películas y música retro. Vamos, un reclamo evidente aprovechando el tirón de esta nueva moda retro, y no se molesta en ocultarlo ya que en la introducción el autor nos cuenta que los derechos comerciales para hacer películas ya estaban vendidos.

Por si no lo conocéis, la historia nos transporta al año 2045, un futuro poco prometedor donde la crisis energéticas, la falta de trabajo y guerras en general han dejado mella en la humanidad. En medio de este caos está el videojuego más famoso, prolífico y jugado de todos los tiempos: Oasis. Una especie de MMORPG jugado a nivel mundial, refugio al que puede acceder cualquier persona que posea una “consola Oasis”.

ReadyPlayerOneBookArt-460x360

Así se vive en el futuro, que no se lo comenten a Rajoy que su próximo plan de vivienda joven lo plagiará de aquí

Ésta consola Oasis fue una gran revolución ya que incorporaba unas gafas de inmersión 3D junto con unos guantes hápticos. Por la descripción parece una especie de Oculus Rift junto con unos guantes que controlan un avatar dentro de un sistema similar al World of Warcraft con temática de los Sims/Sim city. Incluso hay trajes y equipamiento específico para una inmersión total en el entorno virtual.

Casco_y_guantes

Más o menos es así como se juega a la consola, aunque más adelante nos comentarán que hay trajes de inmersión “completa”

Y por fin llegamos a la trama del libro, ya que el creador James Holliday ha muerto sin herederos, y para repartir su fortuna desarrolló un “juego dentro del juego” Oasis. Aquel que encuentre el “huevo de pascua” que ha dejado oculto, se llevará como premio toda su fortuna, y el control total del sistema Oasis. Ahí es nada, millones de jugadores, así como una malvada empresa llamada “IOI” se enfrentan en la carrera por ser los primeros en encontrar el dichoso huevo.

El protagonista, Wade Watts, también conocido como “Percival” en Oasis, es un chaval que asiste al insitituto online, y es más pobre que un zapato viejo. Pero eso sí, desde que se apuntó a la caza ha estado estudiándose todos los juegos antiguos, películas de los 80 y música de la época. Poco a poco irá resolviendo el juego de Holliday, lo que le causará multitud de problemas con los “sixers”, secuaces de IOI sin alma cuyo único fin es hacerse con el control de Oasis y el dinero que genera en el mundo real.

Ésta es más o menos la trama del libro, la lucha de Wade contra los Sixers por conseguir el huevo de Holliday. El camino está aderezado con multitud de referencias a videojuegos y películas…. lo malo es que es un libro, así que la mayoría de las referencias quedan tan explicadas que pierden la gracia. En general ésto es lo que peor lleva el autor, ya que se dedica a meter tantas referencias por página, todas “tan explicadas” que acaba siendo cargante. En serio, ya me he visto 5 veces Blade Runner, no necesito que me vuelvan a explicar de qué va la película.

index

Nadie es quien dice ser en Internet, tenedlo presente

La primera mitad del libro es realmente prescindible, un cúmulo de “datos-datos-daaaaatos” en la cual el autor se esfuerza por meter (a veces con calzador, y si no entraba pues con un mazo y golpeando fuerte) multitud de referencias populares. ¿El problema? Pues que se le acumulan frases como “ese dibujo igual que en ese videojuego”, “sonaba la musica X de tal película”, “el soniquete Y del videojuego Z”, etc…. Todas esas referencias pueden quedar genial en una película o serie de televisión, ya que son elementos audiovisuales que entran en un segundo, pero narrados PIERDEN TODA LA GRACIA. No solo eso, a veces trata al lector como si fuera un niño desmemoriado ya que  se harta de repetir cosas ya explicadas, creo que otra de las frases que más leeréis al inicio es “lo caro que resulta moverse por Oasis usando teleportadores”.

ready-player-one-a-novel-ernest-cline-fanart-poster

Podría haber sido una portada más acertada del libro, aunque casi todas las referencias que véis representan un 1% del total

Además, carga con un problema derivado de cómo ha explicado el autor la evolución de los videojuegos. Como os conté antes, James Holliday revolucionó el mundo de los videojuegos, pero desde joven ya había sido un niño prodigio. Prácticamente le suplanta la identidad a Carmack y Romero, ya que el autor le atribuye algunos méritos en el mundo de juegos 3D y shooters en primera persona. Dado que es el mayor desarrollador de videojuegos, eso hace que reescriba parte de la historia: Nintendo, Sega, Sony… prácticamente cualquier referencia más allá de 1983 del mundo de los videojuegos se cuenta con los dedos de la mano.

Bueno, para ser más exactos, aquí los únicos juegos que existieron fueron los de Atari, que tuvo su reinado en EEUU durante los años 80. Hacía tiempo que no leía una “americanada”, y no me lo esperaba encontrar además con esta temática, pero para disfrutar del libro más os vale controlar de la historia de los videojuegos estadounidense. ¿ Esperabais leer algo de aventuras conversacionales en Spectrum? No, demasiado moderno (y europeo), habría que estudiarse los microordenadores anteriores, como mucho os encontraréis el Commodore 64 ¿Nintendo Nes, Master system? No, más os vale haber jugado al catálogo de Atari de cabo a rabo, a todos los juegos anteriores a esas dos consolas a ser posible.

 

932642_1349034377819_500_300

Los cazadores “del huevo de Holliday” se les llama “gunters”. Sí, me pasé la mitad del libro pensando en esto.

Por otro lado están las series, películas y música que referencia. Teniendo en cuenta que el cine de Hollywood nos ha invadido desde mucho antes, aquí no hay mucha diferencia con lo vivido a ambos lados del charco. Que mencione cosas de “Los goonies”, “Blade Runner” e incluso “Juegos de guerra” (todas las tengo en muy alta estima) me parece algo de agradecer. Pero que luego me diga que le costó reconocer a Afrodita X cuando a este lado del charco Mazinger Z fue una de las series míticas de la época…. chirría. Bueno, eso y que siendo un libro de temática ochentera, el protagonista decidiera que su nave “insignia” no iba a ser un Xwing, si no una Serenity (sí, la de la serie Firefly, ¿os dije que algunas referencias estaban metidas con calzador y explicadas hasta la médula?).

2014-02-23_0825

Algunas de las pelis citadas, si no os las habéis visto ya tenéis trabajo.Bbueno, la de los ewoks la podéis dejar aparte

Pero si algo me dejó con el cerebro derretido fue leer algunas de las conversaciones más bobas de la historia jamás escritas. Ya desde el principio se explica que el chaval Wade no tiene muchos amigos, y los pocos que tiene son “virtuales” conocidos en foros y chats. Así que se entiende que quitando el protagonista, los personajes secundarios sean unas vagas sombras llenas de tópicos. Pero de ahí a que tengan tan pocas luces como para hacer las preguntas que hacen, va un trecho. Y os pongo un ejemplo con spoiler incluido, si no queréis leerlo pasad la parte “en cursiva”:

[/SPOILER]

Después de que Wade descubriera el acceso a “la primera puerta”, los “sixers” le lanzan una amenaza: O les ayuda, o le matan (y de paso se cargan medio barrio, toda su familia, etc…). Este me pareció uno de los mejores momentos del libro, pocas veces se encuentra uno a supervillanos de esta calaña. Total, que como se niega a ayudarles, revientan todo su barrio, matando a la poca familia que tenía Wade y obligándole a vivir escondido.

Poco después se reúne con sus “colegas” que también habían conseguido acceder a “la primera puerta”, para avisarles de que los sixers no se andan con chiquitas. Les cuenta que se han cargado a toda su familia, reventando el barrio donde vivía, y que ahora va a estar oculto y hacer lo imposible por que no le pillen. Vale que se lo tomen a guasa, y que al poco de avanzar el libro parezca que no ha ocurrido nada (al chaval no es que se le salten las lágrimas por la familia muerta), pero que justo al pasar de capítulo me encuentre con esta conversación me dejó claro que los personajes no son muy normales que digamos.

Pongo en contexto, “Parzival” es el nick de Wade, el prota al que en el capítulo anterior le volaron la casa con su familia dentro. Art3mis (parece el logo de antena 3…) es la chica que le mola, y que igualmente ha conseguido encontrar la primera pista y atravesar la “primera puerta”. Igual que al resto, ya le ha contado que los sixers le persiguen y se ha cargado a la familia, y ahora están hablando por chat:

PARZIVAL: Los sixers ya me tienen identificado, ¿no
te acuerdas? Bombardearon mi casa. Bueno, era una
caravana fija. Pero la hicieron saltar por los aires.
….
PARZIVAL: ¿Tienes hermanos?
ART3MIS: No. ¿Y tú?
PARZIVAL: No. ¿Tienes padres?
ART3MIS: Murieron. De gripe. Me criaron mis
abuelos. ¿Tú tienes padres?
PARZIVAL: No. Los míos también están muertos.
ART3MIS: Menuda mierda, ¿no? No tener a los
padres cerca…

A ver, no han sido una, si no dos veces que le ha dicho que los sixers le han reventado la casa… ¿y le sigue preguntando por la familia? Diox, se ha ido a enamorar de la tía con menos cerebro ni tacto del mundo…

[/SPOILER]

A estas alturas a lo mejor os estáis preguntando que porqué he seguido leyendo el libro. La verdad es que la trama no está “tan mal”, sobretodo cuando avanza ya que la segunda mitad resulta bastante entretenida. Su infiltración dentro de IOI y algunas de las historias paralelas se dejan leer bastante bien. Además, el final me ha parecido muy bueno también, un inicio con guerra de mechas/kaijus/robots gigantes, seguido de una carrera “contra reloj” que aunque fuera predecible, es de lo mejorcito del libro.

En fin, en mi opinión el error ha sido publicarlo en formato “libro”, sobretodo narrado en primera persona por el protagonista. Además, él mismo nos cuenta todo “a toro pasado”, desde el inicio sabemos quién va a ganar por lo que no hay demasiadas dudas de cómo acabará todo. Éste libro podría ser perfectamente un anime (demasiado denso para una película), ya que lo tiene todo para cuadrar en ese género, batallas épicas, incluso trozos con morralla y relleno.

Supongo que en poco tiempo tendremos la película en cartel, la historia se vende sola y con que consigan los derechos de Atari ya tienen casi todo solucionado. Aun así creo que queda por debajo de otros libros o cómics de temática similar. Puestos a comparar, creo que Scott Pilgrim podría ser un buen ejemplo de cómo meter referencias populares de videojuegos sin perder la gracia, y el libro queda bastante por detrás. Si finalmente se deciden a hacer una película o serie seguro que acabará triunfando, probablemente lo vea igual ya que es el medio perfecto para contarlo.

Perfil del redactor

Nací en el 83, desde entonces he ido descubriendo que los errores se acumulan y los aciertos desaparecen rápidamente. Mi primera consola fué una NES clónica con el galaga, luego pasé a supernintendo, PC y otros sistemas con dos mandos y muchos bits. Informático de profesión, se me conoce como "el que trabaja ordenadores" y "el destructor de consolas".