Archivos por Categoría: Juegos

The Return of Lady Frog – Una ranita iba caminando… ajá… ajá.

Es verano. Es fácil saber que estamos en esta época del año simplemente con mirar un telediario… bueno, este año han tenido suerte con lo de los juegos olímpicos pero aparte de eso todo se resume a un montón de noticias insulsas y vacías de cualquier contenido… vale, si, como el resto del año. La cosa no tenia por qué ser diferente en internet, y hasta el mismo Sparky me lo ha confesado via Messenger: no sabe sobre qué escribir. Yo tampoco sabía, así que me metí en el buscador de roms del mame, puse el filtro en «MATURE» y elegí al azar un juego. Apareció un engendro sobre unos hombrecillos saltarines que hackean ordenadores, que me parecío tan decente…

Grand Theft Auto – Mmmm… me gusta tu coche…

Veamos: un juego en el que disfrutamos de una libertad de acción y una capacidad de maniobra sin precedentes, en el que tenemos toda una ciudad para nosotros, y en el que nos ponemos en la piel de un facineroso que perdió los escrúpulos hace mucho y está dispuesto a hacer casi cualquier cosa por dinero. No, no ha salido ningún videojuego sobre la vida de ningún ex-alcalde de Marbella, nos estamos refiriendo al juego que dio comienzo a una saga tan aplaudida por la mayor parte de los connaisseurs del mundillo como denostada por los atónitos palurdos de siempre. Damas y caballeros, me complace enormemente poder hablaros de Grand Theft Auto. Aquellos roedores de pelo verde Grand Theft Auto…

Pachinko Sexy Reaction – Hentai y azar… agarrate los Googles.

Pues si, que se prepare el Google, por que si hasta ahora con los cuatro inocentes artículos en los cuales salia algo de carne y alguna tetilla disimulada apareciamos en mil y una busquedas sobre perversiones y desviaciones humanas, con este que estais leyendo Retrobits se va a llenar aun más de salidos. En realidad espero que no… pero en fin, ahí vamos. Lo primero, ¿qué es el «pachinko»? Pachinko, aunque suene a (léase en tono cantarin) «para pachín, pachín, pachín, cuidado con lo que haceis, que viene mamá canguuuuro y os va a jod…» no tiene nada que ver con la ¿famosa? canción infantil. El «Pachinko» y cito de la wikipedia es: El pachinko (パチンコ) es un sistema de…

Touhou 11: Subterranean Animism – Primer contacto

Imagino que muchos jugadores jóvenes que hayan dado con este blog deben de pensar que Dricas y yo nos pasamos el día sentados al sol a la puerta de nuestras casas, en nuestras sillas de enea, con nuestra boina, nuestra cachaba y nuestra rebeca de lana, repitiendo aquello de «ya no se hacen videojuegos como los de antes». Nada más lejos de la realidad. De hecho, yo estoy más contento que unas pascuas con mi Xbox 360. Lo que sí es cierto es que, de vez en cuando, los aficionados más viejunos agradecemos que aparezcan videojuegos que, aunque nuevos, estén hechos según los viejos cánones: fácil de jugar pero difícil de dominar, simple pero divertido, bien hecho, pero sin grandes…

Tecmo World Cup 90 – (Japón 11 – 0 Argentina)

11 goles como 11 soles a Argentina de la todopoderosa (pFFF) selección de futbol japonesa del 90. Y todo gracias a uno de tantos bugs de los que adolecia este juego, asi de sencillo, disparabas justo desde donde se unian el semicirculo y el area contraria y ale, gol. 100% de efectividad. Para variar un poco el gol nº11 fué metido gracias a otro bug similar, pero algo más complicado de llevar a cabo, ¿cual? Ah… vedlo vosotros 😉

Umihara Kawase – Al fin una chica nos tira el anzuelo

Con los videojuegos pasa a veces como con las personas: hay juegos con los que lamentamos haber perdido un solo minuto de nuestro precioso tiempo, y hay juegos que lamentamos no haber conocido antes. Umihara Kawase, el juego que nos ocupa hoy, pertenece al segundo grupo. Apareció en 1994 para Super Famicom y no se distribuyó fuera de Japón. Aparte de quienes hayan podido conseguir este rarísimo título gracias a tiendas de importación, la mayor parte de quienes ahora conocemos este juego lo hemos hecho gracias a los emuladores. Ese es mi caso y, por tanto, no fue hasta el año 2000 que tuve mi primer contacto con este magnífico juego para la máquina de 16 bits de Nintendo. Y,…

NiGHTS into dreams – Gran reserva del 96.

Vuelvo al redil unos pocos días, y ya que mi compañero de fatigas se ha animado a seguir con este proyecto, no puedo menos que echarle una mano a poco tiempo libre que tenga 🙂 Es posible que dentro de un mes y medio ya vuelva a estar por aquí más regularmente, a eso aspiro… hasta entonces os dejo con un artículo sobre uno de esos juegos que marcan un antes y un después tras jugarlos, y que debido a su temática, encaja perfectamente en las fechas en las que estamos. Feliz Navidad y Año nuevo a todos!!! -*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*- Elliot y Claris viven en Twin Seeds. Rondan los 15 años y como cualquier niño a esa edad, tienen sus propias…

Cotton 2 y Cotton Boomerang

Recuerdo que en su momento me propuse analizar la saga Cotton al completo. También recuerdo que ese día había desayunado un cortado en vez de un carajillo, así que supongo que hablaba en serio. Como lo prometido es deuda, y aprovechando que he encontrado unas horas de tranquilidad entre tanto estrés pre-navideño, esta vez os traigo dos juegos comentados por el precio de uno. Estoy hablando de Cotton 2 y Cotton Boomerang. A pesar de que Cotton parece mirar al observador, Interviú asegura que es un «robao», y no un «posao» Introducción o proemio Cotton 2 apareció en 1997 de la mano de Success, en forma de cartucho para la placa de recreativas ST-V primero y en conversión corta-y-pega para…

The Combatribes – Quilombo para tres

Una ciudad tomada por las bandas callejeras. El crimen campa por sus respetos. Las calles se llenan de delincuentes comunes, navajeros, yonkis, canis y yenis, taxistas que escuchan la COPE a volumen infernal… Las autoridades, venales, corruptas y pusilánimes, no hacen absolutamente nada para detener tanta locura. Sólo tres compañeros de gimnasio, adictos al clembuterol y a los efluvios del Reflex, están dispuestos a plantar cara a las bandas de delincuentes y a limpiar las calles de escoria. Realmente, casi todos los juegos de lucha estilo «yo contra el barrio» que aparecieron en los 80 y los 90 partían prácticamente de ese mismo argumento: un justiciero o un reducido grupo de justicieros que deciden por su cuenta recuperar las calles…

Choplifter – Mariano y Espe también jugaron

Ya estaba yo tardando en escribir de una puñetera vez meterme con el PP contaros algo acerca de uno de los videojuegos que más me frustraron en mi infancia. Y es que hay juegos que, por su elevadísima dificultad, te marcan. Y más, cuando eras un crío escaso de paga y cada partida te costaba cinco señores duros, veinticinco pesetas de aquellas que, a diferencia de esta maravillosa moneda única europea que nos iba a atar los perros con longaniza a todos, sí que valían para algo. Y más, en los felices 80. Esto eran dos partidas. Treinta céntimos al cambio. Para que luego digan que cualquier tiempo pasado no fue mejor. En esta vida hay al menos tres videojuegos…