Archivos por Categoría: Más de 32 bits

Gran Turismo 5 y coches de verdad.

Leo en un famoso blog (se dice el pecado, pero no el pecador) que el Gran Turismo 5 para la PS3 ya está preparado y que hasta que salga, se están dedicando a depurarlo y limarlo aun más… a lo que añaden «Cuesta distinguir si son imágenes reales o de videojuego». Bien, aqui os dejo dos videos, el primero es del Gran Turismo 5… el segundo es un video de un coche de verdad (Ken Block y su segunda «gymkhana», esta vez en el puerto de Los Ángeles). Ahora decidme si es verdad que cuesta tanto distinguir qué es real, y qué no lo es U¬¬ Si los veis en «definición estandar» aun cuela… pero como los pongais en HD…

GTI Club para PS3 – Tutti felici!!!

GTI Club siempre ha sido para mi una espina que ni el MAME me ha podido sacar… y todo por que este juego no está emulado (o al menos yo no he conseguido jamás de los jamases hacerlo funcionar; y no será por intentos). Para un fanático de los coches como yo (y más si son antiguos) este juego es simplemente, una joya. Corria el año 1997 cuando pude jugarlo por primera vez, ¡al indecible precio de 100 pesetas por partida! Quizás ese gasto por partida os ayude a entender de lo increible que era poder conducir un genuino Renault 5 por la Costa Azul mientras competias contra un Mini o incluso un Autobianchi A112 Abarth (me deshago en babas…

Legend of Sayuki y Gigawing Generations – Sinsabores del mundo viejuno

Ser un aficionado a los videojuegos de corte clásico también tiene sus riesgos. Uno puede pensar que, cuando se mueve entre juegos basados en conceptos y experiencias lúdicas que conoce (o cree conocer) desde hace lustros, los riesgos de encontrarse con un chasco tienden a cero. Pero no: incluso cuando compras juegos que, aunque son relativamente nuevos, se proponen como herederos y deudores de la vieja escuela (aquí cada uno tiene la suya propia; la mía es la era de los 16 bits), llevarse un desengaño no es sólo posible, sino también harto probable. También en tu barrio de toda la vida puedes tropezar con un adoquín suelto. En cierta medida, repasé esta lección con el decepcionante Samurai Shodown V…

Ulala, la reportera que me achuchó.

Fecha interestelar: 2489. Un reportero del canal «Space Channel 5» salva a una niña de 12 años que se habia visto envuelta en el accidente de una nave espacial. 10 años más tarde, la niña se ha convertido en todo un pibón toda una reportera de dicho canal, consiguiendo indices de audiencia increibles tiempo atrás. Su nombre, Ulala, y tras el link más historia, fotos, videos…